Lo que no se ha dicho - Teresa Wilms Montt

“Hay en mi alma un pozo muerto, donde no
se refleja el sol, y del que huyen los pájaros
con terrores de virgen ante un misterio de
cadáveres.

Mi alma es un palacio de piedra, donde habitan los ausentes,
trayéndome la sombra de
sus cuerpos para alivio y compañía de mi
vida.

Mi alma es un campo desbastado donde el
rayo quemó hasta las raíces, y donde no
puede florecer ni el cardo.

Mi alma es una huérfana loca, que anda de
tumba en tumba buscando el amor de los
muertos.

Mi alma es una flecha de oro perdida en un
charco de fango.

Mi alma, mi pobre alma, es una ciega que
marcha a tientas sin apoyo y sin guía”.

“Nada tengo, nada dejo, nada pido. Desnuda como nací me voy, tan ignorante de lo que en el mundo había. Sufrí y es el único bagaje que admite la barca que lleva al olvido”

Anónimo - Sereg Luin


Me he vuelto un ser anónimo, desconocido para todos más allás de mi circulo intimo, hoy lo he confirmado, puedo caminar por las calles sin ser notado, sin ser reconocido, sin ser insultado.
Hoy caminé entre la gente como uno más de ellos, mezclándome en la multitud, con sombrero y lentes como queriendo esconderme del alguien más allá del sol, miraba al suelo y a ratos al frente, atento para no chocar con alguien. En estas ferias suele reunirse mucha gente, en verdad no se parecen en nada a las que hacen en persia, pero el nombre ya está incerto en la sociedad.
La había recorrido casi de principio a fin, adquiriendo un par de cosas de ocasión, obviamente nada que necesitara con urgencia, pero a buen precio muchas cosas resultan atractivas. Ya estaba de regreso, a punto de dejar el circulo de idas y venidas de personas que eran tan anónimas como yo.
En eso estaba cuando en un descuido estuve a punto de chocar con alguien, nos detuvimos a tiempo, tanto ella como yo. Me corrí a la derecha, ella tambien. Luego a la izquierda y ella me siguio. Sin quererlo nos impedíamos el paso. Estas situaciones son tan comunes como incomodas, pero suelen acabarse con una sonriza y una palabra por lo general inadecuada. Entonces ella me sonrío, de manera natural y yo me hice a un lado para abrirle el paso. Me miró al rostro, me regaló su sonrisa una vez más y no dijo nada, continúo hacia el camino que yo estaba a punto de acabar, sin decir nada... yo la observé con cuidado y en mi mente la llamé por su nombre: Zulema.
La había reconocido en el instante; más baja que yo, siempre delgada, pelo largo tomado, piel morena y suave, la misma Zulema con la que había tenido un par de memorables aventuras hacía un par de años atrás. La misma que entonces me sedujo en la orilla del mar, esa noche cuando la luna vagaba errante entre nubes y sombras de lluvia, una noche de verdad. La misma que con su estilo casual me conquistó sin esforzarse demasiado, simplemente siendo natural. La misma que ahora me miró al rostro y no dijo nada, siguió su camino, sin poderme recordar.
La seguí con la mirada hasta que desapareció, un par de personas me chocaron instándome a seguir, no pude sacármela de la cabeza. 'Me he vuelto un ser anónimo' pensé, ¿Cuánto he cambiado en este tiempo, en que ser me he convertido, sigue siendo el camino que llevo el correcto, sigo siendo el joven capaz de conquistar el cielo o dejé de serlo?
Finalmente llegue al auto y manejé hasta la casa en piloto automático, abro el notebook y escribo esto: 'Me he dado cuenta de lo que he cambiado, lo mucho que me he alejado de la persona que realmente soy, de la que quiero llegar a ser, no me importa ser anónimo solamente quiero no ser ignorado, volveré a ser quien quiero ser'... reflexiono unos minutos,
pongo una canción de nirvana mientras enciendo un cigarro, lo consumo tranquilo, haciendo aros de humo... luego tomo el notebook decidido y escribo una nota que pongo como fondo de escritorio: 'Desde mañana me pongo a dieta'

Rubaiyat - Omar Khayyam

Rubaít es el cuarteto persa por excelencia.
El plural es Rubaiyat
XXXVII
Llena, pues tu copa, y no repitas lo de que el tiempo rueda bajo nuestros pies... No llega aún el Mañana y ya está muerto el Ayer... ¿Por qué agitarnos, si es tan dulce el Presente?

XXXIX
Que larga y tediosa es esta persecución tras la sabiduría, que terminará - sin embargo - un día igual a otro cualquiera... Por eso es siempre preferible alegrarse bebiendo ahora que la tierra ubérrima nos da vino, que aguardar un fruto ilusorio o amargo.

XL
Sabeis, amigos míos, desde cuán largo tiempo, por mi nueva consorte vengo haciendo libaciones... Me divorcié de la estéril Razón, que arrojé de mi lecho, y he tomado a la hija de la vid por esposa.

XLVII
Y si el vino que ahora bebes, y el labio que ahora oprimes, han de acabar en la Nada -que así es, en verdad - vivamos del capricho, pues que nada seremos... Nada... Nada... ¿Por qué retroceder ante el placer?

Desafío - Poesía Palestina

Átenme
prohíbanme los libros
los cigarros
obstruyan mi boca con arena
la poesía es sangre
el agua de los ojos
se imprime con las uñas
las órbitas
las cuchillas
La clamaré
en la cárcel
en el baño
en la cantera
bajo el látigo
la violencia de las cadenas
Un millón de pájaros
sobre las ramas de mi corazón
inventan el himno combatiente

La Muerte - Sereg Luin

Maldito abismo
Tan vacío me siento cuanto estoy sobre él
Caretas de vidas a medio vivir
Siluetas de sombras y sueños de cadenas…

Más allá de todas las miradas
Oportunas o no… son solo miradas
Ojos testigos de un mundo sin inhibiciones
Cruel, vacío y lujurioso…
Hacemos el amor en el balcón?
Adoro el placer desmedido
El sudor de tu sexo en mi boca
El gemir secreto en mi oreja…
Súcubo amiga, gentilmente os recibo
Para que enciendas tu caldera
Con belleza casi familiar y a la vez ajena
Una belleza rara, que a ratos se acerca a ratos se aleja…
Como porcelana negra querida
Como miel de labios tirados sobre la acera
Una mezcla de vinos y frutas secas
Embriagante y siempre traicionera…
Son solo miradas inoportunas
Que dejamos aliñen esta escena
Tú desnuda en el balcón
En el ritual mismo de hechicera…
Tus manos me enseñan el camino
Entre tus piernas, adentro y afuera,
Sabes que acepto entrar al juego
En la soberbia de esta quimera…

Maldito abismo
Tan vacío me siento cuando estoy en él
Sensaciones vanas a medio sentir
Gemidos de luces y cantos de sirenas…

Me encanta tu lengua en ese lugar
Tus giros, idas y venidas
Son solo tus labios siempre oportunos
Es solo el viento borrando mis penas…
Ven acá hasta la sangre en mi boca
Os concedo princesa mi vida entera
Rompe el encanto de mi cansancio
Y despierta el fuego en mi insolencia…
Jamás creí que fueras tan bella
Tan salvaje y vehemente
Locura sutil robadora de vidas
Pasión de brujas, de fuego y de hogueras…
Súcubo amiga, gentilmente os recibo
Convertida en careta de blanca princesa
Tan pálida, tan firme y tan mía
Como la primera vez que da vueltas en mi cabeza…
Mil besos os daré antes de morir
Y tus lunares caerán como estrellas
Rendidos ante el ímpetu incontrolable
De la sangre hirviente que eriza tus venas…
No hay destino para las almas gemelas
Más que ser absorbidas en la lujuria
De tambores batientes en grandes batallas
En el ritmo candente de mi sexo en tus caderas…
O princesa si hubiese sabido algo de ti
Más allá de tu divina esfera
Del sabroso hechizo de tus cabellos
De tus reales intenciones negra hechicera…
Pero he jugado en tus labios de dulce fatal
Gota a gota hasta saciar tu vida entera
Mas un instante en tu cuerpo valió la pena
Para volver a tu lado aunque en muerte fuera

Maldito abismo
Tan vacío me siento cuando caigo en él
Corazones tristes a medio latir
Sangre en el piso y aire en las venas.

Corazón Roto - Sereg Luin

Hoy me arrancaré el corazon con la mano
lo tiraré sobre la mesa para observarlo
miraré lentamente como su latido se escapa
y como las penas se van con el.
Lo cortaré en mil pedazos
escogiendo los trozos negros con cuidado
aquellos que durante años fueron malos
y veré como las lágrimas se van con el.
Más tarde reconstruiré mi corazón de pedazos
con trozos de sueños bienaventurados
renaceré desde cero con la frente en alto
con amores nuevos y latidos renovados.
No es primera vez que lo han quebrado
ni la última que lo sostendré en mi mano
de experiencias esta hecho el pasado
de recuerdos buenos y tambien malos.

De Alas y Sombras - Sereg Luin

Sombras que rozan la penumbra
son aliadas de mis nuevas intenciones,
Cuervos sobre ramas oscuras
se han vuelto mis seguidores.
La luna antes bella ahora me vigila
rogando por transformarse en mi amiga,
Ya no la veo con los mismos ojos
menguante tristeza de mi vida.
La sangre toma un color bello
cuando su luz intrusa la ilumina,
El sabor es siempre el mismo;
doloroso, como tragar espinas.
Mis alas han rasgado sus plumas
con las ramas de los que se hacian llamar amigos,
Traicioneros árboles de bosques oscuros
que ahora me rodean de burlescas carcajadas.
Dicen que nosotros no tenemos remordimientos
pero despedirme del sol fue tremendo,
Jamas deseé las negras alas
ni la frialdad del viento.
De vampiros es la vida que ahora llevo
dejando atras mis preciados recuerdos,
De alas y sombras es mi lamento
extraño en verdad suspirar lo que siento.

Te he pensado - Sereg Luin



Hoy he pensado en ti...

¿En que pasos andaras ahora?
¿Con quien, en que lugar?
¿Dedicarás un segundo para mi?
No lo sé

Habrás mirado el cielo esta noche.
La luna se ha extraviado por ti,
Ha bajado errante a la tierra
Es mi deseo profundo encontrarte




Arrebato sin Sentido - Sereg Luin

Un par de cabezas ruedan bajo el trono de hielo del desacierto... La planta carnívora se sacó el disfraz y los pétalos blancos del sangrante tulipán caen destrozados para jamás volver a ser abiertos... La mano, antes temblorosa, ahora rápida y certera se hunde en tu cuello y penetra en tus cabellos para demostrar así que ese aroma y ese pelo son míos y de nadie más.


Página asesina - Julio Cortázar

En un pueblo de Escocia venden libros con una página en blanco perdida en algún lugar del volumen. Si un lector desemboca en esa página al dar las tres de la tarde, muere.

Roedor de sistemas - F.J. (Letras Fugaces)


La realidad cósmica,
El cotidiano (increíble y poco disfrutado) espacio infinito,
Que se expande y se luce frente a mis ojos,
Se pasea en mis alrededores triunfal,
En todos ellos, perfecto.

Tú que ahora lees aburrido(a), ¿quién eres realmente?
¿Quién está detrás de esa imagen perfumada?
¿Qué muestras a diario, materia prima o sólo azulejos?
¿Eres carne, hueso y alma o sólo muralla?

¡Ten cuidado roedor de sistemas!
Atrás de las murallas todo se oculta turbio,
Todo es enredado como lana sobrante,
Todo es siniestro cuan señor murciélago
Y al final, querámoslo o no,
Sacamos a relucir nuestras nauseas
Y al enfrentar la luz se rompen los ladrillos,
Nos desorientamos, nos desparramamos
Y en el mejor de los casos nos barren,
Limpian el ambiente de nuestro desorden,
Todos lo harían, quizá sólo nos conserve nuestra madre.

Estrellas fugases se presentan a mis ojos: veloces.
Ahí donde veo no hay murallas,
Sería imposible ocultar tanta magia.
Será.

Son nuestras vidas completas que pasan: veloces
Dejando manchas de luz en el sistema solar
Por pocos segundos claro, después vienen nuestros hijos.
Será.
Peor es nada.


fuente: http://letrasfugaces.blogspot.com

Pensamiento Fugaz - Sereg Luin

Quizá eso sea incorrecto
Creo que es lo más probable
No hay forma para no pensar que lo trágico
Sea de un color tan intenso
Profundo azul, sin matices ni cambios
Solo azul expandiéndose hasta el horizonte
Como el mar, pero si el viento y sin la luna

Al Olvido - Sereg Luin

Aroma, te pienso y te deshaces en mis manos
Lujuria armoniosa me provoca tu esencia
Sentimientos borrados en una noche oscura
Donde el más fino recuerdo cae sobre una tumba sin flores
Me desvanezco al tocar tu mirada
Penetrar tu inocencia y contemplar tu agonía
Un corazón humano palpita sangre corroída
Escucho voces a lo lejos que aclaman esperanza
En cuantos pasajes lúgubres he transitado
Necesitando de ojos como los tuyos
Me he vuelto un neófito de tu cuerpo
En la búsqueda de sueños no logrados
Una noche sádica acude con su llanto
A presenciar mi rostro salado
Contemplar la lenta marcha de mis lágrimas
Al vacío que provocan tus palabras
Mujer, en que momento te has torcido
Y has abierto la puerta a lo amargo
Tu gritar resultará en vano
Entre risas que transpiran por tu vientre
Porque has decidido en este instante
Robarme el último suspiro de la vida
Porque no te habré conocido antes
En el tiempo en que ambos nos merecíamos la pena.

Canciones - Sereg Luin



Hay canciones que se transforman en refugios, pequeños rincones en donde guardamos algunos de nuestros más intensos recuerdos o profundos sentimientos, todo comprimido de tres a cinco minutos. Secretos espacios en donde depositar nuestra confianza. Un amor escondido ante el oido de todos, que renace en el corazón solo para nosotros. Un desamor camuflado entre letras que nos revuelve el estomago a los ojos intrusos de quienes nos rodean. Pedazos de vida inmersos en melodias ajenas que hacemos propias o en creaciones nuestras que se vuelven de otros.

Hay canciones que se transforman en emociones, grandes momentos reunidos a merced de un oyente distraido. No importa por donde camines, donde estes o quien te acompañe. Los aromas, sabores, sensaciones regresan como si ese recuerdo fuese ahora nuestro presente. El corazón se oprime y el pensamiento se detiene. Los ojos se entristecen o contentan, siempre sinceros, como el día aquel donde sin saberlo ese recuerdo surgió y esa canción la hiciste tuya. Un aroma familiar recorre el cuerpo, obligándonos a cerrar los ojos, a transportarnos en el espacio a buscar un faro en el mar del tiempo que nos regresé a aquel momento donde todo el universo se reducia a pequeñas situaciones que significaban nuestra vida.

Hay canciones que hacen que nuestro corazon se agite, que reducen el ritmo incansable de nuestros días, que nos entregan una brisa cuando todo se vuelve negro, pequeños refugios en donde podemos confiar. Hay canciones que son amores, de esos de verdad.

Related Posts with Thumbnails